Saber Escuchar

orejasmanos

Para mí es algo nuevo e ilusionante iniciarme en el mundo de los blog y dejar por escrito todo aquello que pase por mi cabeza loca… Algunas veces serán cosas buenas y otras no tan buenas. Aquí quedará reflejado, de una manera sincera, directa y amena, mi estado de ánimo, mis sentimientos, emociones, tristezas…etc. No pretendo dar consejos a nadie, sólo hablar de mi de la mejor forma que pueda o sepa.

Hoy me gustaría destacar algo, que siempre ha estado ahí pero que nunca he sabido comprender o darle el valor que se merece, me estoy refiriendo a lo importante que es saber escuchar, incluso más que saber hablar o expresarse bien; es increíble lo mucho que podemos aprender escuchando a la otra persona con sus problemas, su situación actual, sus relaciones de pareja, su vida.

Te sientes identificado en muchas ocasiones con lo que te cuentan, esos momentos que tú no puedes ver cuando te pasa a ti, porque tienes una venda que te lo impide, porque estás dentro de una burbuja o simplemente porque no te apetece ver.

Saber escuchar es un don que, yo creo, va evolucionando según vas creciendo y madurando, gracias a todas aquellas experiencias que te enseña la vida.

En mi caso, siempre he sido de hablar, hablar y volver a hablar, dejando de lado eso tan importante que es escuchar, pero bueno como dicen: nunca es tarde para aprender.

Si escuchas lo que te dicen, aprenderás a conocerte a ti, a mostrar tu YO verdadero, sin vendas, sin un guión que seguir, por que no somos actores interpretando un papel, somos personas con sentimientos, con nuestras virtudes y defectos pero con esas ganas de superación y evolución día tras día.

Anuncios

~ por cainyabel en julio 1, 2008.

Una respuesta to “Saber Escuchar”

  1. Bien por la invitación a “saber escuchar”. Es algo que mucha gente cree que puede hacer pero que pocos lo hacen bien. Creo que en general, esto va mas bien de SER ASERTIVO emocionalmente, lo cual siempre implica un correcto manejo del lenguaje corporal (el lenguaje no verbal). Yo no sé si en Periodismo se enseñen los poderosos efectos que tiene en la comunicación el lenguaje corporal. Muchas veces el lenguaje corporal, nuestros ademanes, gestos, posturas, muecas y caras dicen mucho, muchísimo más que nuestras palabras. Es precisamente el lenguaje corporal lo que diferencía a un buen confidente de una línea de atención telefónica las 24 horas.
    Además del lenguaje corporal, es importante saber los ritmos y los tiempos en los que uno debe de “saber escuchar”. Es decir, no sólo hay que cuidar el ´”cómo escuchar”, sino también “cuándo escuchar”. Hay mucha gente que va por la vida de “confidente” de todo el mundo, enterándose de todos los problemas y nimiedades, indagando, sintiéndose especial de manera proporcional a la magnitud y gravedad de las intimidades. El “cuándo escuchar” es algo sumamente importante (en castellano no tenemos una palabra tan buena como el “paramount” inglés) para poder escuchar: no siempre es buen momento para hacerlo ni el escuchar se puede dar en cualquier contexto. También el “que escuchar” es fundamental: no todo es digno de ser escuchado, y a veces las cosas aparentemente más sencillas son las que más carga emocional llevan. Hay que tener cuidado que al escuchar, no hagamos más que eso. Dar un conesjo implica saltar una barrera que muchas veces no se nos ha pedido saltar….
    Escuchar muchas veces es comprender…

    En alguna ocasión se preguntó al filósofo griego Tales de Mileto, qué era la cosa más fácil del mundo; este respondio: “dar un consejo.”

    Mich

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: